art-info

Arte e informática

La evolución de la ciencia de la informática y del arte pueden ser vistos como dos fenómenos que se desarrollan por separados pero que guardan cierto paralelismo y hasta la fusión completa en la actualidad. La aparición de la informática surge en la década de los 40 donde emergieron investigaciones e inventos de la mano de la industria bélica de los países del primer mundo como EE.UU.  En esta época la tecnología estaba en manos del ejercito  y restringida para el uso común de la sociedad. En gran parte debido a sus fines y por sobre todo a los grandes costos de producción. Sin embargo la evolución de la tecnología, hablando en términos de soporte de la informática, y el capitalismo favorecieron a que la sociedad pudiera acceder a estos nuevos medios digitales.
Así la informática surge en un contexto en donde el arte comienza a cuestionarse sus raíces modernas en cuanto a la obra, su forma de producirla y su forma de recibirla. El arte comienza a ampliar su visión y a incorporar en sus obras estas tecnologías de la información.

En una mirada mas aguda este cambio en el arte comienza y se caracteriza principalmente por el arte conceptual.  Donde se valora el concepto o la idea planteada sobre el objeto. Lo importante es lo que el artista quiere decir. El objeto o la obra de arte sirven solamente como mero transporte de la idea. El arte conceptual esta directamente dirigido a la cabeza del espectador.  Es decir, que se subordina lo visual a la idea implícita. Tanto al modo de desaparecer el objeto completamente. La idea aunque no se materialice es considerada como una obra de arte. El arte contemporáneo se caracteriza por ser un proceso donde su mayor enfoque está centrado en transmitir un concepto. En transmitir la intención del artista.

El arte contemporáneo sigue un proceso de desarrollo, donde se parte de una idea y no de un “vuelo místico”. Donde se busca construir un sentido y transmitir un concepto fuera de todo objeto si así se requiriese.
Bajo esta mirada conceptual, según  Oloixarac, el arte y la filosofía están íntimamente ligados. Arte y Filosofía pasan a ser “critica y redefinición de arte” (Pola Oloixarac, 2008). El arte contemporáneo sigue esta ideología y a través de sus manifestaciones sigue planteando los mismos interrogantes, siguen indagando y poniendo en duda todas las definiciones de arte y obra de arte planteadas en siglos anteriores. El arte contemporáneo se despoja de todas las definiciones y las pone en duda.

El arte conceptual introdujo un cambio radical en los tres aspectos de la praxis artística. Ahora la obra necesita del espectador. El arte no acaba en el momento en el que el artista da por terminada la obra, sino que esta permanece abierta para que los destinatarios experimenten con ella y sean capaces de construir  y generar sentido.

 

Bibliografía

– Flusser, Vilém. 2007 “Arte y Técnica. Vilén Flusser sobre arte, aparatos y
funcionarios”

– Giannetti, Claudia. 2004. “El espectador como interactor, Mitos y perspectivas de la interacción”, Conferencia pronunciada en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela CGAC, 23.01.2004.

– Machado, Arlindo. 2005. “El imaginario numérico”, en: HERNÁNDEZ GARCÍA, Iliana (comp.): Estética, Ciencia y Tecnología. Creaciones electrónicas y numéricas, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *