Pulso intersticial

Pulso intersticial es una instalación robótica que nace de los datos o pulsos electrónicos que circulan
por los cables del interior de Fundación Telefónica. Esta nueva especie de vida se nutre de información que capta a través de sus raíces.
Las plantas se alimentan de los datos para luego de procesarlos y obtener energía, transformarlos en formas sonoras.

La obra vincula al público con los datos digitales que fluyen en el interior del edificio, revelando a los usuarios de forma melódica
lo que comúnmente no se puede percibir al visitar el lugar. El proyecto esta compuesto por flores electrónicas que nacen de la pared.
El usuario puede interactuar con las flores soplando o generando algún sonido. Cuando esto sucede, la flor, comienza a abrir sus pétalos y
a reproducir una secuencia sonora y lumínica. Los sonidos emitidos en forma de melodías están compuestos por pulsos eléctricos
obtenidos del flujo de datos del interior del lugar.